Semillero de Músicos

10-07-12 administrador 0 comment

Por: Carmen Graciela Díaz
Especial El Nuevo Día

Kids and Musik celebra diez años de labor

Tres hermanas compartieron un sueño de notas musicales y de seres que abrazaban instrumentos. En el 2002, tradujeron la meta a una acción que comenzó en una casa y unos pocos alumnos. Hoy, con más de 250 niños, 15 profesores y un equipo de administración, la institución Kids and Musik camina por sí misma.

«Llegó el momento en que teníamos demasiados niños y decidimos entre las tres hacer la escuela», explica la violinista de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Lynnette M. Cartagena, quien dirige Kids and Musik junto a sus hermanas Rosaly, quien es pianista, y Cynthia, que se desempeña como profesora de flauta en el Conservatorio de Música.

En el marco de su décimo aniversario, el centro educativo musical especializado en el método Suzuki y Kindermusik continúa con ganas de crecer en su misión de transformar a niños y adultos a través de los lenguajes de la música.

Por eso, aparte de que las tres hermanas están certificadas por el método Suzuki, en esta institución se imparten clases de violín, flauta, piano, chelo, guitarra, kindermusik y canto. Además, este centro dará inicio en enero a clases de arpa con la arpista de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico, Elisa Torres.

El método diseñado por el violinista Shinichi Suzuki se basa, según Cartagena, en que «si un niño puede aprender el japonés por escuchar a sus padres repetirlo, de la misma forma puede aprender a tocar un instrumento por escucharlo y por imitación».

Mientras que el kindermusik consiste en una metodología que les enseña música a los niños desde los 0 meses, a través del ritmo, el movimiento, la lectura de cuentos con música, relajación y masajes. Según Cartagena, en el kindermusik, los padres tendrán al bebé pegado al cuerpo mientras marchan y delicadamente les marcan en su cuerpo la base rítmica de la canción que escuchan.

En ambos casos, de acuerdo con Cartagena, el papel de los padres en la experiencia de aprendizaje de sus hijos es crucial para que, desde sus propios hogares, se transformen en maestros. Esto para que, cuando los niños lleguen al salón, el progreso sea aún más patente.

«El método Suzuki no es el método tradicional de teoría, porque desde el primer día los estudiantes empiezan a tocar música», asegura. Si bien este tipo de aprendizaje se conoce por su impacto en niños, el centro también enseña a adultos.

La institución celebrará una casa abierta el sábado 14 de enero, de 9:00 a.m. a 3:00 p.m., en la que los profesores brindarán demostraciones gratuitas de las clases para niños y adultos. Unos días después, el 17 de enero, comenzarán las clases en dicho centro educativo.